En La Vanguardia y RAC1

Día intenso, primero el compañero de La Vanguardia, José Polo, publica en la versión digital del diario barcelonés un resumen de mi investigación sobre el documento desclasificado de la CIA que probaría la presencia de nazis en l’Hospitalet del 1947, gestando una posible acción de guerra bacteriológica. Por supuesto, el redactor me había avisado y, correctamente, citó la fuente, el programa de TV L’H, ZOOM IN, en donde destapamos el asunto, y a mí. Aquí podéis leer la noticia.

 

El tema en La Vanguardia digital

 

Y por la tarde, la emisora RAC1, la emisora del grupo Godó, se hizo eco también del tema y sostuve con Toni Clapés y su equipo una entretenida entrevista. Aquí podéis escuchar la entrevista en Versió RAC1 (a partir del minuto 14, aproximadamente).

Anuncios

Un documento de la CIA probaría la presencia de nazis en l’Hospitalet en 1946

Un documento desclasificado de la CIA encontrado en los archivos nacionales de Estados Unidos probaría la presencia de nazis en l’Hospitalet después de la II Guerra Mundial. Un documento que he dado a conocer en el programa ZOOM IN, de TV L’Hospitalet.

Una de las páginas del documento desclasificado

El documento forma parte de un amplio dossier sobre el nazi Martin Borman recopilado por diversos lugares del mundo durante años. En uno de los informes de la embajada norteamericana en Madrid durante el año 1946 se menciona a Borman de pasada (sin relación con la ciudad), pero se explica con detalle la presencia en l’Hospitalet y Barcelona de una red de nazis cuya intención podría haber sido activar algún tipo de acto de guerra bacteriológica.

La figura central de esa red habría sido una mujer llamada Elisa Turner, que también habría utilizado el nombre de Ivone Ranea (o Ivone Terron), y cuya residencia en el momento de redactar aquel informe era “the Villa Mercedes in Hospitalet (Barcelona)”. No he podido averiguar a qué lugar concreto podría referirse el documento, aunque aún hoy es fácil constatar en l’Hospitalet como algunas de las casitas bajas que quedan en la ciudad siguen llamándose de esa forma: el sustantivo villa seguido de un nombre propio.

Esta evidencia se une a otra ya desvelada por la filóloga e historiadora Rosa Sala Rose sobre un punto de paso y acogida de refugiados y de nazis fugitivos en el bar la Rambla, en la rambla de Just Oliveras, durante y después de la II Guerra Mundial y del papel que jugó en ella el hospitalense Antoni Puigdellívol.

De todo ello se habla en el programa ZOOM IN, que contó con la presencia de Rosa Sala y que podéis ver clicando en la fotografía superior.

Ha sido un placer trabajar contigo

Hoy ha sido un día difícil. Decir adiós siempre es difícil. Hoy le hemos dicho adiós a una de las personas más importantes de la comunicación en l’Hospitalet de los últimos 30 años: Marga Solé se ha jubilado.

Marga se ha sentado frente a mí en los últimos años, y hemos compartido momentos muy difíciles. Pero antes de eso, Marga se había cruzado ya varias veces de forma decisiva en mi vida: cuando me escogió como corresponsal de barrio y me hizo regresar a Ràdio L’Hospitalet, allá por el año 1985; o cuando me despidieron en 1993, siendo ella todavía directora, gracias a lo cual yo empecé a escribir libros de investigación; o cuando trabajamos en el equipo del Diari de L’Hospitalet, o cuando regresó a la redacción y compartimos espacio con dos mesas enfrentadas.

Hoy quería decirle muchas cosas, pero no le he dicho casi nada. Siempre que se deja todo para el final pasan estas cosas, las lágrimas no son un buen marco comunicativo así que los dos lo hemos dejado estar. Pero necesito escribir mis pensamientos en este mi blog personal, que para eso está también.

Hoy, cuando Marga ha abandonado por última vez el edificio de los medios, he sentido como se rompía otro de los eslabones de la cadena que me une con mi pasado en los medios de comunicación municipales de la ciudad. En concreto, Marga era el eslabón que unía su etapa como directora en Ràdio L’Hospitalet -de la cual todavía hay otros representantes en la casa-, con mis inicios en la emisora, allá por 1983. De entonces ya no queda nadie. Sólo yo. Todos se han ido, se han jubilado o han muerto. Y hoy, tras su marcha, me he sentido muy solo.