Resistir es vencer

Desde las siempre interesantes contras de La Vanguardia nos trajeron ayer otra historia de la Guerra Civil Española que llega hasta hoy, y con protagonista muy cercano… Una de las partes de la historia la asume uno de aquellos jovencitos idealistas de la Torrassa que dejaron atrás su adolescencia para acabar metidos en una batalla salvaje perdida de antemano, la batalla del Ebro. Hoy, a sus 93 años, Juan Gonzalvo recibe de manos del hijo de uno de los soldados del bando opuesto cartas y documentos que había perdido en el frente en una de las retiradas precipitadas. Otro soldado, éste del bando que avanzaba, los recogió y los guardó. Casi ochenta años después, los papeles vuelven a su legítimo dueño gracias a la investigación periodística, en la que también han colaborado -me explican- nuestro Espai de memòria, Can Riera, y el Arxiu Històric de L’Hospitalet.

De toda esta bella historia con fondo de drama, me llama la atención la fuerza de las consignas. Bajo las muchas capas que ha ido acumulando Juan Gonzalvo en su larga vida, sigue apareciendo la del joven idealista de aquellos lejanos días de 1938, reflejada en una consigna: Resistir es vencer. Y el hoy abuelo la sigue repitiendo sin cesar, no ya como lema de batalla, sino como lema de vida.

Juan Gonzalvo vivía durante la guerra en la Torrassa. Hoy vive en Zaragoza y ha recuperado un trocito de recuerdos. Compañeros de La Vanguardia, buen trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s