Del modelo de negocio periodístico a la artesanía comunicativa

En la segunda jornada del congreso Media 140, he ido de los grandes planteamientos del modelo de negocio del periodismo actual a una visión del potencial de Facebook en su relación con el periodismo para recoger y compartir noticias, y he acabado en el ‘inframundo’ de las microsesiones de ideas prácticas con tres propuestas interesantes y muy diferentes.

Protagonistas de la mesa redonda sobre el modelo de negocio (izq. a der.): Ismael Nafría, Carles Capdevila, Pau Llop y Vicent Partal

Hemos abierto la segunda y última sesión del congreso Media 140 sobre tecnología digital, periodismo y comunicación con una mesa redonda con un tema de primer orden para la profesión en estos momentos de cambios: el modelo de negocio que pueden seguir los medios de comunicación en esta encrucijada entre la tradición del papel, el micrófono y la tele, y la eclosión de las nuevas tecnologías de la información y la web 2.0

Ismael Nafría, director de contenidos digitales de la web de La Vanguardia, apuesta por el model en el que mayoritariamente los medios siguen dependiendo de la publicidad y de la máxima audiencia posible, pero combinado con otras fuentes adicionales, como por ejemplo el pago por contenidos premium u otras fórmulas que se van creando sobre la marcha. En este sentido, Nafría ha puesto un ejemplo que, personalmente, considero un éxito y un acierto: la puesta en valor de sus 130 años de ediciones en una hemeroteca digital al alcance de todos de forma gratuita. Para el público supone un servicio que va de responder a la simple curiosidad, a colaborar con la investigación histórica, por poner sólo dos ejemplos. Para el grupo Godó les ha aportado una fuente de ingresos extra a través de una línea de negocio basada en ofrecer copias de ejemplares de una determinada fecha en formato regalo para conmemorar nacimientos, aniversarios, etcètera.

Para Nafría, el modelo de negocio depende de la empresa, y de sus condicionantes, pero en todo caso da el consejo de que los equipos de contenidos y de publicidad trabajen juntos. Sobre la forma de optimizar los recursos y de organizar las redacciones, no apuesta por ninguno en concreto, prefiere incidir en que internet es un medio diferente a la edición en papel del diario que requiere, como mínimo, una forma de hacer y unas herramientas diferentes. En este sentido, sobre si el periodista debe o no elaborar el contenido de la misma información para el diario y para el portal, dice el responsable de La Vanguardia que si eres capaz de elaborar el contenido de internet de la forma en que se debe hacer, entonces ¿por qué no?

Para el jovial Carles Capdevila, el director del nuevo diario catalán ARA, su experiencia de meses es la de una redacción integrada y un negocio con diversos modelos a la vez. Un negocio y unos productos que van modificando en función de las respuestas que les llegan de las audiencias a traves de los más diversos canales, en especial las redes sociales (facebook y twiter). Decía Capdevila sobre las plataformas sociales que son agnósticos en todas ellas, “practicantes, pero no creyentes”: mientras nos funcionan, apostamos por ellas, cuando no nos funcionen buscaremos otras, siempre escuchando a nuestro usuario y, en este sentido, buscando el modelo de negocio en directo. Si sacan un especial, o venden un DVD, o fomentan una suscripción, y funciona, siguen haciéndolo, pero si no es así, reformulan el modelo en otra dirección de forma ágil.

Vicent Partal, el director de VilaWeb, prefiere hablar desde el punto de vista de la sostenibilidad de los medios: con qué se puede hacer un medio que sea sostenible. Defiende en su caso concentrar el foco en hacer lo que se desee hacer, no en hacer/informar de todo como antes. También ha lanzado la idea de la importancia de la ‘marca’ del medio, e incluso se plantea difundir con esa marca varios diarios en función de la plataforma (en la web, en Facebook, etcétera)  incluso con modelos distintos. Para Partal, la gratuidad será cada vez más insostenible en los medios en internet. Cree que debemos ir hacia modelos de pago, pero no por suscripción sino mediante micropagos por servicios/productos puntuales.

Facebook, Impure, EPublicación, microformatos…

Del pensamiento a la práctica. la charla sobre Facebook y su potencial en el periodismo se ha quedado un poco en una visión de lo que es esta plataforma social y en su evolución hacia un universo propio dentro de internet, una red de interacciones que está realizando su propia ordenación de la información mediante la incorporación de lo exterior a ella a través de los ‘Me gusta’ y los enlaces en sintonía con las interacciones que provocan. De la charla de Benet M. Marcos, Social Media manager, me quedo con otra idea, la práctica del diario The Independent, que linka a los autores de las noticias en su diario digital con los facebook de estos, en una relación de beneficio mútuo que se retroalimenta porque acaba generando tráfico en las dos direcciones.

Después, vistazo a la herramienta interactiva en la red, Impure, de la empresa Bestiario. Capaz de manipular, procesar y visualizar datos, Impure permite entender mejor lo que esos datos nos dicen, de una forma más visual. De hecho, es un sistema de programación visual, algo complejo pero no difícil.

Más tarde, la experiencia del periodista y escritor británico afincado en Catalunya, Mathew Tree, y la especialista en edición electrónica de libros, Liz Castro. Ambos mostraban su experiencia de convertir los artículos del periodista en libros digitales e impresos, colocarlos en la red (Amazon, impresión bajo demanda…) y llegar lejos, muy lejos, al menos en teoría.

Por último, sorprende la presencia en un congreso sobre tecnología digital de una idea tan simple como la de Enric Senabre y David Gómez Fontanills, que han recuperado el formato de los libritos hechos a partir de un folio impreso a doble cara y doblado y cortado de forma manual. Es un formato limitado, que admite usos seguramente múltiples y abiertos a la imaginación, aunque a mí me ha parecido una experiencia interesante para trabajarla con niños y niñas en la escuela. No ofrecen nada nuevo, más bien recuperan formatos antiguos, pero en la época de la comunicación vertical en donde cualquiera puede convertirse en emisor, el formato gana significación y validez.

Por la tarde, he asistido a una mesa redonda de análisis sobre cómo los medios de comunicación tradicionales en Japón y en Occidente han informado del reciente terremoto. El comentario específico de esta mesa redonda lo podeis leer aquí.

Enlace al resumen de la primera jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s