Morelia, Winnipeg, Elna… ¿qué más se puede pedir?

Mis pesquisas sobre los exiliados hospitalenses en el continente americano tras la guerra civil se centran en estos momentos en dos casos: dos de los casi 500 niños de Morelia, y uno de los exiliados a Chile en el Winnipeg, el barco que fletó el poeta Pablo Neruda. Dos historias realmente impactantes, pero además hoy he descubierto una tercera que está relacionada con la maternidad de Elna… ¿Qué más se puede pedir?

Pero en los próximos dos días un paréntesis, toca congreso: Media 140, internet y periodismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s