Muere Manuel Alfonso Ortells, el último superviviente hospitalense de Mauthausen

Manuel Alfonso Ortells ha muerto esta semana a los 99 años. Era el último de los hospitalenses que pasaron por el siniestro campo nazi de Mauthausen y que permanecía con vida. Entró con 19 años, en diciembre de 1940, y no lo abandonó hasta la llegada de los aliados, en mayo de 1945.

 

 

Tras la dura experiencia en Mauthausen, Manuel Alfonso se quedó a vivir en Burdeos. Había llegado a Francia como exiliado de la Guerra Civil española. Se había alistado voluntario en la Columna Durruti, con 17 años, en el inicio de la contienda española. Ya en Francia participó en una Compañía de Trabajadores Extranjeros como apoyo de las unidades militares francesas durante la II Guerra Mundial y los alemanes le hicieron prisionero y lo enviaron a Mauthausen, junto a otros miles de republicanos.

Nacido en Onda (Castellón) su familia había emigrado a Cataluña y terminó viviendo primero en Sants y luego en la Torrassa, durante las décadas de 1920 y 1930. En Mauthausen, su habilidad con el dibujo le permitió entrar en las oficinas del campo, para dibujar planos, cinco meses después de entrar en el campo. Esto le salvó la vida.

Vivió después en la localidad francesa de Talence, cerca de Burdeos, con sus hijas. Tuve el honor de entrevistarle allí, pues con su amabilidad siempre fue un firme divulgador del horror que supusieron los campos de exterminio nazis. Sus vivencias las explicó en un modesto libro editado por la asociación Memoria Viva. En los últimos años padecía alzheimer. Descanse en paz.

Anuncios

Participo en la presentación del libro Historia del baloncesto en España, del periodista Carlos Jiménez

Divertida presentación ayer del libro Historia del Baloncesto en España, del periodista de l’Hospitalet, Carlos Jiménez, fundador de solobasket.com. Junto a Aito García Reneses, Miguel López Abril y Toni Bové, que nos explicaron cosas muy interesantes, yo fui todo orejas…

Carlos utilizó parte de mi historia del CB L’Hospitalet y me pidió que participará en el acto de presentación de su libro, lo cual hice con mucho gusto.

Mesa de presentación Historia del baloncesto en España. Autor, David Navarro

Mi recomendación para Sant Jordi 2017

Para este Sant Jordi os recomiendo otro libro, de nuevo relacionado con el periodismo, pero también con la vida real que nos toca vivir y a veces sufrir. Se trata de Entre Tiburones que edita El hombre del tres (Nedant entre taurons en la versión en catalán, editado por Empúries), del periodista holandés Joris Luyendijk. Se trata de una descarnada investigación sobre el mundo de la banca, centrada en la City londinense pero que en realidad uno sospecha que se puede extrapolar a cualquiera de los centros financieros del mundo. La investigación es diferente y el resultado, escalofriante…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A raíz de la crisis financiera iniciada en la década anterior, Joris Luyendijk recibió el encargo por parte del diario británico The Guardian de indagar sobre la banca de Londres y su parte de culpa en todo lo sucedido. El encargo se le hizo a él porque antes había realizado en su país una investigación sobre los coches eléctricos partiendo de un punto de vista diferente: el de un ciudadano corriente, ignorante de casi todo lo que tiene que ver con ese tema pero deseoso de saber más. El proceso fue una cadena de entrevistas con expertos sobre el tema que se iban vertiendo en un blog y en el diario y que fueron conformando un flujo de información en el tiempo que se iba retroalimentando con la participación de mucha más gente.

Con ese mismo método, Luyendijk afrontó la investigación sobre el papel del poderoso mundo financiero de Londres en la gestación de la crisis, papel que a gran parte de los ingleses (como en casi todo el mundo con el resto del sector financiero) se les antojaba de responsabilidad. A partir de estas premisas, la investigación nos lleva por un tortuoso camino en el que impera el código del silencio, nadie quiere dar su nombre ni ser identificado de ninguna forma, pero poco a poco se avienen a explicar la parte del pastel que ellos conocen. Y el resultado de dos años largos de trabajo (entre 2012 y 2014), entrevistas, blog y comentarios de los lectores, es demoledor.

Sólo un apunte para abrir boca: el día de 2008 que estalló la crisis de Lehman Brothers, en Estados Unidos, estuvimos tan cerca del colapso financiero mundial (igual a caos y desorden garantizados en cualquier rincón del planeta) que hubo más de uno en la City que llamó a casa para encargar a la familia que hiciera acopio de provisiones, efectivo y/o oro y abandonaran inmediatamente la ciudad…

Y lo peor quizás no es lo que se va averiguando a lo largo de las 250 páginas, sino la conclusión a la que se llega: los parches que se han puesto hasta ahora para intentar que otra crisis de estas características no vuelva a pasar son ineficaces y la banca y el sistema financiero continúan funcionando bajo las mismas estructuras y con los mismos condicionantes. La tormenta perfecta.